Cuida tus palabras con ellas das vida o la arruinas. Reflexiones sobre la lengua, el hablar con cuidado, ser cauteloso en lo que se dice. No hablar demasiado, Cerrar la boca.  Pensamientos y reflexiones cortas para meditar. Devocionales bíblicos, meditaciones cristianas, postales, imágenes con versículos bíblicos.
Cuida tus palabras con ellas das vida o la arruinas
¿Alguna vez has ido a comprar telas? Tú le dices a la vendedora, deme 1 metro y medio de esta y 2 metros de aquella o lo que deseas. No llegas a la tienda y dices: Oiga, deme tela. ¿Cuánto necesita?  le dirán.

Así es con las palabras, necesitamos decidir qué vamos a decir y qué vamos a callar.  No podemos llegar y decir todo lo que se nos ocurra sin medir consecuencias.  La Biblia dice: Medirse en las palabras es proteger la vida, pero el que habla demasiado termina destruyéndose.  

No solo es medirse para hablar,  es que el regalo que nos hacemos al hacerlo es larga vida, es proteger tu existencia misma.  Cuántas personas andan estresados solo porque no midieron sus palabras y ahora deben trabajar más, o pagar más cosas, o cumplir con más compromisos, o han perdido una relación, solo por querer decir todo en el momento inoportuno, o lo que dice alimenta sus preocupaciones y por tanto viven menos.

Hablar demasiado lo arruina todo porque también dice en la Biblia: En las muchas palabras no falta pecado, uno de esos pecados es la mentira. 

Vale la pena callar, alargas tu vida, la proteges y tendrás el control de ese pequeño pero controlador miembro del cuerpo, la lengua. Por Mery Bracho

Tal vez te interese:
Habla Vida. Habla Positivamente
Que tus palabras tengan un impacto en otra vida
 Que bueno es Una palabra apropiada en el momento justo
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Buscar en este blog

Cargando...

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.