Las hormigas nos enseñan a trabajar en equipo con eficiencia
 Es impresionante ver cuánto pueden hacer unas pequeñas hormigas no sólo por sí mismas sino con la ayuda de su grupo.  Con razón la Biblia las nombra y habla de su diligencia.  


Recuerdo que cuando tenía un trabajo de decoración de fiestas, habíamos hecho 20 arreglos florales de rosas, cada uno con unas 15 rosas, era de noche, así que los dejamos en el suelo para luego terminarlos en la mañana con el resto del follaje, el evento sería en la noche. 

Esas hermosas flores amanecieron pero en los estómagos de unas hambrientas hormigas, se comieron todo excepto el tallo.  Tuvimos que correr a buscar más rosas para culminar el evento.  Eso no lo hizo solo una hormiga, fue con la ayuda del grupo.

Las hormigas tienen mucho que enseñarnos:


Parecen débiles pero son fuertes. Pueden cargar 50 veces su peso. Dios las ha creado con esta increíble capacidad, Dios a ti también te ha creado para ser fuerte en Cristo, porque es Él que te da las fuerzas para superar los problemas. 

Son muy unidas.  Ellas se necesitan unas a otras para hacer el trabajo más efectivamente.  Ellas van en grupo a hacer el trabajo de recolección, de alguna manera se ponen de acuerdo, avanzan hacia su objetivo y tienen éxito bien sea para construir su casa como para buscar su comida.  Dios nos hizo para vivir en comunidad y ayudarnos mutuamente. Mira también Lecciones de los gansos

Son pequeñas pero hacen su trabajo. Tal vez te has dicho a ti mismo que lo que tú haces no es lo que lleva la empresa al éxito, o que pudiera hacerlo cualquiera, o piensas que no hace ninguna diferencia si lo haces o no.  Si Dios te ha puesto en un lugar, hazlo de la mejor manera, que sobresalgas del grupo porque tú tienes al creador de la excelencia y quien sabe a quién estás influenciando con tu buen ejemplo, pudieras llegar muy alto.

Tienen buena comunicación entre ellas. Si has visto de cerca a las hormigas notarás que cuando hay una que ha hecho el recorrido primero, las demás harán cierto contacto con esa hormiga, es algo breve pero se comunican y se distribuyen la labor. No podemos hacer todo solos, con buena comunicación en la empresa, el trabajo, la iglesia podemos alcanzar metas, teniendo un buen ambiente. 

Saben buscar el mejor refugio. Las hormigas saben buscar su lugar de protección cuando lo necesitan.  En este mundo estamos expuestos a tantos peligros que necesitamos saber a dónde ir, qué hacer en momentos de crisis, de dificultad.  Dios está allí para extenderte su mano y ayudarte, no solo a ti sino a tu grupo.  Pero no solo buscamos a Dios en grupo sino que necesitamos esa comunicación íntima personal para tener la fortaleza y hacer todo lo demás.

Si es una empresa, sus empleados necesitan un lugar de refugio para momentos de dificultad, un fondo de emergencias para crisis financieras, un buen seguro médico porque  aunque esperamos mucho éxito, debemos estar preparados como las hormigas para todo.

Por Mery Bracho


Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.