Dime una Palabra Amable de Aliento Dar ánimo a otras personas con palabras dulces, positivas, lindas. Reflexiones cristianas. Postales con versos bíblicos, citas, motivadoras
Dime una Palabra Amable de Aliento
¡Cuánto apreciamos las palabras amables! Siempre recuerdo con cariño esos momentos cuando una de mis niñas se acercaba y me decía:

¡Mami linda, te quiero!   Ya no importaba  lo mal que hubiese sido mi día hasta ese momento, esas sencillas palabras revitalizaban mi ánimo, eran como una agradable medicina para mi estrés, preocupaciones y problemas. 

Estas palabras no hacen daño, son sanadoras.  Tienes esa medicina contigo, eres una farmacia andante cuando te levantas porque puedes dar la medicina del amor y las palabras amables, dulces,  alentadoras, motivadoras, de bendición a los que están a tu alrededor,  decírselas  a Dios,  incluso puedes decírtelas a ti mismo,… sí, suena raro, pero nos iría mejor si nos diéramos un impulso de ánimo al levantarnos: Hoy me va a ir bien, excelente, qué bien me veo, yo soy capaz, estoy listo para conquistar al mundo, tengo lindos ojos, vaya!! jaja! 

La Biblia nos alienta a hablar de manera agradable, si aún no lo haces, empieza hoy!  Hay gente que grita en silencio: "Dime una Palabra Amable de Aliento". 

Practica contigo mismo y luego da ánimo a otros. Eres un Doctor o Doctora en potencia, sal de tu refugio interno a curar enfermos de desánimo, depresión, estrés, dando palabras de vida y aliento. Por Mery Bracho
Comparte con otros las bendiciones que Dios te ha dado
 Las palabras dulces son un panal de miel: Endulzan el ánimo y dan nuevas fuerzas. Proverbios16:24

  Las palabras dulces son un panal de miel: Endulzan el ánimo y dan nuevas fuerzas. Proverbios16:24

Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Buscar en este blog

Cargando...

Saludo de Mery Bracho

Cada día escribimos nuestra historia con nuestras acciones, reflexionamos, aprendemos o volvemos a cometer los mismos errores. Estas reflexiones tratan sobre esos momentos en que Dios nos enseña en las pruebas, son para animarte a seguir adelante. Tu nueva amiga, Mery Bracho.