Cuando Estoy Enojado No Puedo Controlar Mis Palabras
Los errores cometidos contra otros suceden, solo que hay algunos que dejan cicatriz como en una herida, y cuesta que se borren, la excusa es que cuando estoy enojado no puedo controlar las palabras.
 
¿Te ha pasado alguna vez que cuando estás preparando varios huevos juntos, vas echándolos de uno en uno directamente sobre la sartén y cuando ya va el último….. está malo , lo vertiste y te dañó la comida? Demasiado tarde para sacarlo y dejar solo los buenos.



Así son nuestras palabras, todo va bien cuando estamos calmados y felices pero cuando nos enojamos y decimos cosas hirientes, son como el último huevo malo, hace daño y recordarán más el mal momento que los buenos.


Nos toca disculparnos y comenzar de nuevo, teniendo cuidado con todos los huevos (pensamientos) antes de vertirlos en la relación con los seres amados. (Por Mery Bracho)

El que habla sin pensar hiere como una espada pero lo que dice el sabio trae alivio. Prov. 12:18

Cuando Estoy Enojado No Puedo Controlar Mis Palabras. Reflexiones cristianas cortas de la vida por Mery Bracho. Anécdota del huevo malo.  Enseñanza para predicadores, meditaciones bíblicas, devocional para hoy, Postales con versos bíblicos, citas bíblicas para mi vida y para mis amigos. 
Gracias por visitar y No copiar. Protegido por DMCA . Con la tecnología de Blogger.

Buscar en este blog

Cargando...